domingo, 25 de junio de 2017

Manifiesto Transmaricabollo Orgullo 17

El 28 de junio de 1969, unas cuantas trans, maricas, putas, chaperas, y transmaricabollos precarias, hasta el coño de los abusos policiales y del miedo, se levantaron al grito de rabia de una bollo butch negra contra la transmaribibollofobia, contra el racismo, el clasismo y la putofobia.

48 años más tarde, las transmaricabollos seguimos revolucionadas, nuestra rabia se extiende hoy a los abusos que se cometen contra nuestras comunidades en todo el planeta: Chechenia, Brasil, Uganda, Estados Unidos, Argentina, Malasia, Siria, Palestina, etc.  Seguimos denunciando el Pinkwashing yanqui-israelí y todas sus derivaciones, no permitiremos que  lideresas elegeteberas nazis instrumentalicen nuestros derechos islamofóbicamente. Nos indigna el auge del fascismo en Europa, no queremos muros, ni fronteras. Estamos con nuestras hermanas encarceladas en los CIEs y con las de los CETI de nuestra frontera sur.

¡Queremos acoger ya! Todas somos refugiadas.


Estamos muy hartas de que privaticen lo que es de todas, de que gentrifiquen nuestros barrios, de que nos vendan Madrid, porque no somos turistas sino habitantes de esta ciudad y sus alrededores y porque pasa: que no tenemos casa!!!!  

Denunciamos que se rechace el abono social  de transporte y se condene al ostracismo geográfico a las transmaricabollos periféricas con un servicio insuficiente  mientras que la Comunidad de Madrid refuerza el transporte para las turistas del World Pride. 

Estamos hasta las tetas de que nos sigan desahuciando con una violencia prodisturbios que pagamos con nuestros impuestos, de que nos esclavicen con sus reformas laborales, de que sigamos siendo acosadas en nuestros puestos de trabajo y hacinadas en nuestros centros educativos, de que nos condenen al paro y a la emigración mientras se siguen enriqueciendo a nuestra costa, de que las trans sigamos siendo maltratadas y agredidas, de la vergonzosa falta de políticas públicas de prevención del VIH y de que el estado mantenga desde hace ya 5 años el apartheid sanitario asesino.

Hasta las tetas de que putas y chaperas sigamos sin derechos laborales, de que nos impidan negociar tranquilamente con nuestros clientes las prácticas de sexo más seguro de las que depende nuestra salud. Mi cuerpo es mío y sólo mío!!!!

Hasta la punta del clítoris de que nos sigan amordazando, criminalizando y apaleando por salir a la calle a defender lo que es de todas. En un contexto represivo contra la libertad de expresión, que hemos sufrido especialmente desde las filas del activismo, no vamos a apoyar nunca las estrategias punitivas de las nuevas leyes contra la LGTBfobia. Mucho menos cuando su torpe redacción convertirá en sancionable hasta el nombre de nuestra propia asamblea, entre los miles de formas de apropiación de la injuria que nos distinguen de las políticas homonormativas y asimilacionistas hegemónicas. Las multas represivas no son ni serán, nunca, parte de la solución, sino del problema. Contra la homolesbotransfobia, apostaremos siempre por las redes de respuesta activista, como la que le hizo la vida imposible al bus de HazteOir en cada pueblo, antes que en la complicidad con las fuerzas represivas del estado, fuerzas que, no olvidamos, permiten agresiones nazis como la ocurrida en el orgullo de Murcia.

Hasta el ojete de las organizaciones elegeteberas que para no espantar a la clientela del orgullo comercial y de el Worldpride llegan a esconder las cifras de agresiones a transmaricabollos.  Bochornoso  el papel del ayuntamiento del supuesto cambio de la Ciudad de Madrid que se contenta con “recoger el legado”  de los contratos millonarios blindados firmados por la anterior alcaldesa que permiten monopolizar el orgullo a la mafia empresarial elegetebera.  

Por todo esto y mucho más, desde nuestra asamblea seguimos EN PIE de guerra todos los meses del año desde hace ya seis, tejiendo resistencias colectivas, construyendo orgullo en la calle, tanto en junio como en diciembre, en los centros sociales que nos acogen y en las plazas que ocupamos para asamblearnos.

Orgullo es Protesta

Asamblea Transmaricabollo de Sol 
Junio 2017


sábado, 10 de junio de 2017

Charlasamblea Soberanías del Cuerpo: Gestación Subrogada y Trabajo sexual 17Jun17

¿Existen límites a nuestro derecho a decidir? ¿Mi cuerpo es mío o no lo es? ¿Quiénes están legitimadas para poner condiciones sobre el uso y disfrute de nuestros cuerpos?


 Charlasamblea organizada por la Asamblea Transmaricabollo de Sol en el marco del Orgullo Crítico, con la participación de las compañeras Pau Pérez Navarro y Mamen Briz Hernández del Colectivo Hetaira, para charlar sobre gestación subrogada y trabajo sexual, abrir el debate y dar rienda suelta a nuestra inteligencia colectiva.

17 Junio en el CSOA La Ingobernable
 Calle Gobernador 39

domingo, 14 de mayo de 2017

No queremos otra ley mordaza


La Asamblea Transmaricabollo de Sol, como Grupo de Trabajo del 15M, movimiento que ha sido y aún es víctima del uso represivo de la vía administrativa a través de la Ley Mordaza, jamás apoyará ninguna ley que siga la misma estrategia y no contenga las máximas garantías judiciales, máxime cuando está en juego la libertad de expresión.



jueves, 2 de febrero de 2017

Si tocan a una nos tocan a todas! Ninguna agresión sin respuesta!!! Stop Transfobia!!! Concentración Viernes 3F

Desde la Asamblea Transmaricabollo de Sol queremos mostrar nuestra total condena y repulsa ante la agresión tránsfoba sufrida por nuestra compañera  el pasado domingo, 29 de enero, en Madrid.

Vivimos en una ciudad que presume de ser LGTB friendly, una ciudad donde las instituciones están más volcadas en minimizar las cifras de agresiones transmaribibollofóbicas, para no espantar a la clientela de un macroevento como el World Pride 17, que en frenar el incremento real de las agresiones a sus ciudadanas transmaricabollos. Más preocupadas por salir bien en las fotos y en recibir premios “rosa” que en llevar a cabo políticas sociales efectivas para la comunidad transmaricabollo y en dejar que nos autoorganicemos para construir espacios seguros.

Nuestra compañera es asilada política trans y ha recibido una agresión brutal.  Una agresión que se supone debiera haberse evitado una vez aterrizada en el maravilloso Madriz del World Pride, en el Madrid de los súper derechos de las transmaricabollos elegidas del primer world. Y nosotras nos preguntamos: ¿A qué World se refiere ese Pride? Hay otros mundos, y están en este.

Las violencias que sufrimos a diario, desde las agresiones físicas, pasando por las psicológicas hasta las verbales, no terminarán mientras las instituciones estén más empeñadas en conseguir turistas que en enfrentar las estrategias del odio fascista. 

No tenemos miedo, sus golpes no nos amedrentan! Se acabó el callarse, el que dirán y el bullying a escala épica, local y global contra la disidencia sexual, afectiva y de género. Vamos a resistir, a responder y a defendernos, cada una y entre todas.

No pararemos de denunciar públicamente todas y cada una de las agresiones que sufrimos. Hoy, más que nunca, debemos permanecer unidas y responder juntas ante el avance imparable de fascismo y la transfobia que pretende invadir nuestros espacios, nuestras cuerpas y nuestras vidas. 


Si tocan a una nos tocan a todas!  Ninguna agresión sin respuesta!!!  Stop Transfobia!!! 


Contra la transfobia y su violencia ahora y siempre autodefensa!!!


Asamblea Transmaricabollo de Sol

1 de Febrero de 2017


Acude a la concentración este Viernes 3 de Febrero a las 18:30 horas en el metro de Puente de Vallekas

martes, 31 de enero de 2017

Charlasamblea Transmaricabollo sobre Refugiadas

 
Derribemos las Fronteras

En esta charlasamblea queremos conocer y analizar cuál es la situación actual de las refugiadas, y más en concreto la realidad de las refugiadas transmaricabollo para seguír llamando la atención sobre este tenebroso asunto y continuar generando redes de apoyo.


 Este sábado 4 de Febrero a las 19h en Tres Peces Tres
 

Todas somos refugiadas  
(este texto lo escribíamos y consensuábamos en nuestra asamblea hace ya más de un año)

Millones de personas se han visto forzadas a abandonar sus países, intentando escapar de la guerra, de la transfobia, de la homofobia, del hambre, y de la pobreza que genera el neocolonialismo-neoliberal europeo y occidental.







Muchxs refugiadxs mueren cada día en nuestras fronteras:  ahogadxs en el Mediterráneo, asfixiadxs en el túnel de Calais, apaleadxs en la valla de Melilla y en las vallas de Hungría, Macedonia etc, o de frío y enfermedades en los campos de refugiadxs y en las interminables travesías por Europa.
Los gobiernos europeos se  afanan en atemorizarnos con la llegada de terroristas, violadores en  masa y transmaricabollófobos, que aseguran que provocarán desestabilización social y desequilibrios presupuestarios. Aprovechando la coyuntura, los países del norte de Europa amenazan con romper con la libertad de movimiento que en teoría supone el Espacio Schengen, frenando así a lxs inmigrantes del propio continente.



Es vergonzoso que Europa, históricamente líder del Estado de bienestar, con vastos recursos económicos, para defender sus intereses y supuestamente adalid en derechos humanos, rompa el régimen internacional de protección de lxs refugiadxs y se niegue a acoger siquiera al 1% de ellxs. Una respuesta ridícula ante un problema de dimensiones estratosféricas.
Para colmo, a lxs pocxs a lxs que se lxs acoge, en mucho de los paises más ricos se les confiscan las pertenencias, supuestamente en pago de su estancia. Se les entrega una absurda guía de comportamiento, se marcan las puertas de sus casas para ser bien identificadxs y se les obliga a llevar  pulseras identificativas en sus muñecas que nos recuerdan inevitablemente a los triángulos de colores del totalitarismo y los campos de concentración nazis. Con la salvedad de que ahora no son partidos neonazis los que han tomado las decisiones, sino que son nuestras cámaras “socialdemócratas” y "liberales" las que están construyendo taimadamente un nuevo genocidio fascista y racista.



Las transmaricabollos no olvidamos a nuestras hermanas represaliadas por el nazismo, el franquismo  y el fascismo europeo (valga la redundancia), no olvidamos los triángulos rosas y negros, ni las estrellas amarillas, ni el resto de las identificaciones y numeraciones que buscaban deshumanizar para luego aniquilar. Las consecuencias de dejar en tal estado de vulnerabilidad a lxs refugiadxs ya están siendo catastróficas, y el error histórico irreparable.
Las transmaricabibolleras sabemos mucho de colores, sí, de todos los colores y discriminaciones, pero sabemos también mucho de exilios y migraciones.  Nuestras hermanas refugiadas, emigradas y exiliadas no están solas.